Ha llegado el fin de lo volátil, incierto, complejo y ambiguo

Tiempo de lectura: 3

Ha llegado el fin de lo volátil, incierto, complejo y ambiguo

Bienvenidos a la era de lo rápido, inesperado, impreciso y determinante. Se queda atrás la volatilidad de los entornos de rendimiento para dejar paso a «si lo ves, tienes una oportunidad».

Ya no hay incertidumbre de si vas a poder rendir, porque va a pasar, es un hecho, vas a tener oportunidades de rendimiento, el problema es que las tendrás cuando menos te lo esperes. Y encima, no es que sean complejas de afrontar cuando aparezcan, es que tienen un nivel de imprecisión tan elevado, que tienes una alta probabilidad de no poder sacarle todo el partido que quieres, y para el que estás preparado.

Para «rematar» la situación: no van a ser oportunidades ambiguas, van a ser determinantes para tus resultados. Vamos, el día a día del entrenamiento y la competición deportiva; igual es buena idea utilizar los métodos deportivos para superar estas condiciones de rendimiento empresarial.

Rápido

Son ventanas de rendimiento lo que vas a tener por delante para mejorar los resultados de tu empresa. Sí, ventanas: si las ves, puedes mirar por ellas e intentar aprovecharlas. Si no las ves, te pasan, pero no de largo, es que no te enteras ni de que han existido.

Lo preocupante es que otro sí las ha visto y se ha metido de lleno en ellas. Ese otro es tu competencia y los resultados de esa decisión que ha tomado van a ser determinantes para posicionarte por delante de ti.

¡Es lo mismo que pasa en las carreras de Formula 1!

Inesperado

Cuando menos te los esperes, te tienes que rendir. Ya está, así de sencillo.

Prácticamente, estás sometido a una situación de rendimiento constante, pudiéndose precipitar con más celeridad en cualquier momento. Tienes que tener claro que vas a tener la exigencia de rendir, que no te puedes conformar con seguir la tendencia de resultados que traías; no te va a servir para mantener vivo tu negocio. Lo único que te ayuda a mantenerte en competición en esta situación es la permanente toma de decisiones de rendimiento ágil.

¡Te vas a parecer, cada vez más, a un entrenador que está dirigiendo un partido que tiene que remontar!

Marcador deportivo

Impreciso

Suma la imprecisión. No tendrás claro qué rendimiento tienes que realizar, ni si podrás aprovechar toda tu formación y experiencia para hacerlo. Incluso, te costará saber si vas a tener un rendimiento «completo»: no sabrás, con exactitud, qué resultados vas a conseguir.

Los resultados ya no son un número, son una horquilla que tienes que ir superando, a medida que mejoras tus recursos y entrenas con tu equipo, todo ello siendo uno más dentro del proceso de toma de decisiones de la operativa diaria. Serás un componente más del equipo de bobsleigh en el que se ha convertido tu empresa: ¡nunca tomarás la curva perfecta, pero tienes que intentarlo!

Determinante

Por si todos los condicionantes anteriores no fueran suficientes: si fallas, pierdes. Ya está. Hay revancha, como en el deporte, pero tendrás que esperar a la nueva oportunidad de rendimiento, mientras sigues teniendo que rendir en desventaja.

Has perdido, pero tienes que seguir entrenando para la siguiente competición. Cuanto peores resultados acumules, más te costará afrontar las nuevas oportunidades de rendimiento; te puedes meter en un bucle del que es muy complicado salir. Los entrenadores y deportistas viven de los resultados, si no los tienen ¡pueden quedarse fuera de la competición!

Así que sí, esto se parece más a un tornado que se forma de manera repentina, del que tienes algo de idea de cuándo puede pasar, y que cuando pasa, te toca tomar decisiones rápidas porque de lo contrario, te juegas todo lo que tienes. Y, seguramente, algo perderás, no vas a salir todo lo indemne que piensas al tomar las decisiones. No va a ser un resultado completo, pero te va a ayudar a mantenerte en competición, para la próxima vez que ocurra.

¿Piensas que es un símil creativo pero que no se puede aplicar a tu negocio? Ignóralo y analiza tu entorno. Creo que te vas a sorprender. 

¿Te ha resultado interesante?
Facebook
Twitter
LinkedIn

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Ir arriba