Atención plena en tu negocio: Claves del rendimiento.

Tiempo de lectura: 4

Atención plena en tu negocio: Claves del rendimiento.

¿Quieres conseguir atención plena en tu negocio?

Ha llegado el momento de la verdad. Nosotros y nuestros profesionales tenemos que tener una atención plena en tu negocio y aumentar nuestro rendimiento. Estamos en una espiral de máxima velocidad de rendimiento comercial y operativo.

Tenemos que “ponernos las pilas” para coger todas las olas de oportunidades que están empezando a dibujarse; somos como los surfistas esperando el momento de “cabalgarlas”. Ellos no pierden atención a las señales del agua; nosotros no podemos perder tampoco atención a las pistas que nos deja el mercado.

Es una cuestión de todo o nada, no vale estar a medias. Toda duda relacionada con la forma de trabajar va a suponer que no cojamos bien esas olas. Y, si nos conformamos con no cogerlas bien, pero, al menos, estar subidas en ellas, no tendremos los mismos resultados que antes de la pandemia; no vamos a recuperar el negocio gracias a la vuelta de la demanda.

¡Olvídate!, tenemos que ajustarnos de forma progresiva, pero tenemos que hacerlo reforzando e innovando en nuestros puntos fuertes: hay que coger las olas y adaptarnos, en cada momento, para no caernos de la tabla o simplemente, conformarnos con surfearlas.

Hombre con traje en la playa buscando la ola adecuada

No vale deslizarse por las oportunidades.

No es suficiente llegar al final de la oportunidad y haber estado subida en ella, sin cometer muchos errores. Necesitamos atención plena para aprovechar cada cambio que venga, asumiéndolos como parte de la forma de hacer rendir al negocio, siempre con nuestros profesionales al frente. Si no aprovechamos bien las distintas variaciones, no vamos a dar nunca con la clave del rendimiento de nuestro trabajo.

Porque igual que no hay una serie de olas iguales, tampoco hay patrones estáticos que nos ayuden a mantener los resultados. Todo va cambiando y conforme cambia, tenemos que poner la postura adecuada de nuestro cuerpo (negocio) para aprovechar al máximo el deslizamiento; hay que “colocar” bien nuestra operativa diaria para aprovechar “a tope” cada giro que nos da el día a día en nuestros negocios.

Con atención plena en tu negocio, es más fácil aprovechar el deslizamiento.

Aprovechando los cambios que suceden en cada momento, podemos reajustar nuestras formas de trabajo a las necesidades que se requieren en las distintas interacciones que tenemos con nuestros clientes. Optimizaremos mejor los servicios, productos, estrategias, formas de trabajo y decisiones.

Nuestros equipos no agotarán sus energías en la superación del cambio constante y recargarán, tanto su confianza como su motivación, de forma continuada. Los buenos resultados parciales se encargarán de ello.

Porque de lo contrario, nuestros competidores, sí aprovecharán esas variaciones para tomar decisiones más ajustadas a los cambios que estas producen. Van a surfear las olas tomando decisiones más rápidas y productivas para redondear su estilo y conseguir “el mejor surf posible”.

Y si en el deporte profesional la diferencia está, precisamente, en esas decisiones de precisión que se toman sobre los pequeños detalles que se producen durante la competición, en la empresa ya está ocurriendo igual desde hace tiempo. Ahora, con la pandemia que está llegando a su fin, nos estamos dando cuenta de ello, sufriéndolo en nuestros negocios.

Pero, ¿cómo lo conseguimos?

Si te concentras coges la ola. Si no te concentras, la ola te coge a ti. Así que tienes que estar concentrado, tú y tu equipo, para que la ola no se lleve tu negocio por delante. Ya sabes surfear por tu sector, no eres nuevo en la playa. Sabes lo que tienes que hacer, solo que te has quedado parado esperando ver las olas que normalmente “cogías”.

La decisión de dejar de esperarlas y de ir a por otro tipo de olas, o a por esas mismas olas si aparecen (que lo harán, pero con menor frecuencia), utilizando otras formas de trabajo, es tuya y de tu equipo, de nadie más. No hay gurús para el rendimiento: tú y tu comportamiento sois los únicos conocedores de la forma de conseguirlo.

Es el momento de «surfear»

Para ello, algunos consejos claves. Ya los sabes, lo que pasa que no los utilizabas desde hace tiempo:

  • ¡Decide y muévete! Deja de estar analizando opciones para reducir costes y amortiguar situaciones. Métete de lleno en el mar de la situación de tu sector y dedícate a decidir con tu forma de trabajo y ver qué pasa.
  • Mira el resultado y sigue actuando. No se trata de analizar cada ola, si no de ver qué resultado has tenido con tu estilo y ajustarlo para la siguiente. Si miras resultados y tomas decisiones, estarás en atención plena. Si no lo haces, simplemente, estarás actuando sin atender a la ola que tienes delante.
  • Piérdele el miedo al resultado. Si no quieres desconcentrarte sigue decidiendo, aunque los resultados no te acompañen. No importa un mal resultado, importa no decidir el siguiente paso; importa no temerle al riesgo de equivocarte. Los resultados no son ni buenos, ni malos: son situaciones que hay que mejorar, nada más.
  • Pero, no vayas con los ojos cerrados. Si ya te cuesta montarte en la tabla, imagina con una venda en los ojos. Equivócate con datos, siempre será el menor error que podrías haber cometido. Si dejas los datos de lado, entonces los errores te van a desconcentrar y te sacarán de la mejor forma de trabajo que puedas tener en cada momento.
  • Y, recuerda: no hay una única forma de surfear por tu negocio. Te vas a desconcentrar si crees que has dado con la forma clave de trabajarlo. Ni existe, ni es duradera. Hay miles de adaptaciones. Y, si no las hay, tendrás que inventarlas.

 

¿Te ha resultado interesante?
Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn

1 comentario en “Atención plena en tu negocio: Claves del rendimiento.”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Ir arriba